Cerrando 2018 con alegría

Un año más que concluye para dar paso al siguiente.

Esta es mi pildorita para sentirte bien en Diciembre:

Limpia tus armarios. Limpia tu ordenador. Limpia tu agenda.

Limpia tu cuerpo. Limpia tu mente. Limpia tu corazón. Limpia tus actitudes y costumbres obsoletas.

Aligera peso. Libérate de lo que ya no necesites y no ames. Y hazlo con conciencia y discernimiento. Con la mente clara y el corazón abierto. No tengas prisa. Respeta tus tiempos. Hazlo a tu ritmo. Pero hazlo. Confía y persevera. Recuerda: la energía va allá donde fijas tu atención.

Agradece todo aquello que ha sido parte de tu vida durante este año: lo más agradable y bello, y también lo desagradable, feo, difícil, incluso doloroso. Porque lo primero te dio fuerza y alegría, y lo segundo te brindó la oportunidad de superarte, de conocerte mejor, de elegir qué es lo que deseas en tu vida y qué no. Seguimos aprendiendo, reconociendo nuestro potencial creador. ¿Por qué no hacerlo con más conciencia y ligereza?

Te propongo que trates de entenderte, acompañarte, apoyarte in-con-di-cio-nal-men-te. Porque has hecho y sigues haciendo lo mejor que puedes, con lo que sabes, en cada momento.

Vive YA y acompáñate con respeto, con cariño, con paciencia, con ilusión. Aquí y ahora. No esperes a que empiece el nuevo año. No esperes a que tus circunstancias de vida sean mejores. No esperes a tener más salud, más dinero, más amor, más seguridad, más paz, más alegría, más fuerza, más sabiduría…

Ámate desde YA y comienza YA a construir y vivir la mejor vida para tí, dentro de tus posibilidades, con tus circunstancias actuales, con los recursos que tengas ahora. Pasito a pasito, en lo cotidiano.

Quizás formularte las siguientes preguntas te ayuden en tu día a día:

¿Cómo puedo hacer para tratarme mejor?

¿Qué es lo que HOY necesito para sentirme mejor?

¿Qué está en mi mano para hacer el día de hoy un poco más agradable?

¿Qué puedo aprender de esta situación?

Celebra y vive el ser precioso y singular que eres. Porque ¿sabes? como dice la canción de Calle 13, No hay nadie como tú.

Si recibir alguna sesión individual o asistir a alguno de mis talleres o cursos coincide con eso que puedes hacer hoy por ti, en el camino hacia conocerte y amarte más y mejor, ¡cuenta conmigo!

Y de cara a las Navidades que ya están al vuelta de la esquina, recordarte que impartiré un Curso de Primer nivel básico de Reiki  los días 26,  27 y 28 de Diciembre, por la tarde.

Como  siempre, si crees que esta información le puede servir a alguien que conozcas, compártela.

Eskerrik asko. Gracias por tu presencia y acción responsable. Porque cuidando de tu bienestar, contribuyes al bienestar de todos.