Recupera la alegría de vivir cuidando a tu niña/o interior entre los 3 y 6 años

Llega el Veranito en el hemisferio Norte y con él las ganas de vivir, divertirnos y disfrutar de lo cotidiano con alegría y ligereza.

Precisamente esa energía vital y la alegría de vivir es la que rescataremos de nuestro niño o niña interior preescolar, entre los 3 y los 6 años de edad.

Pildorita para Sentirte Bien

Visualízate con esa edad, en algún lugar donde te sentías muy a gusto y acércate a esa niña o niño que fuiste hace ya tiempo, con todo el cariño y el respeto que se merece, llamándole por el nombre que más le gustaba.

Estás son algunas de las afirmaciones positivas que encontrarás en el audio de este mes y que puedes repetirle tantas veces como sean necesarias, y que también puedes vivir en tu vida cotidiana como persona adulta.

Me encanta verte crecer

Estaré a tu lado para ayudarte a reconocer tus límites de forma segura

Está bien que pienses por ti misma. Comienzas ya a pensar sobre tus sentimientos y tener sentimientos sobre lo que estás pensando

Me gusta tu vitalidad, tu curiosidad por el sexo que se despierta en estas edades, me gusta verte jugar y divertirte

Está bien y es sano que descubras tu propio cuerpo, que descubras las diferencias entre niños y niñas, yo te ayudaré a descubrir quién eres y me gusta, me encanta que seas tú, tal y como eres

Puedes tener tus propios puntos de vista sobre las cosas, aunque no sean como las piensan muchas personas mayores

Yo te enseñaré a diferenciar entre la fantasía y lo real, pero disfruta imaginando todo lo que quieras

Está bien que llores cuando lo necesitas

Es bueno aprender las consecuencias de tus acciones y comportamientos. Y yo te acompañaré y protegeré con respeto y cariño en esos aprendizajes

Puedes pedir y preguntar todo lo que quieras

Tú no eres responsable de tu padre ni de tu madre, ni eres responsable de los problemas de tu familia. Tan sólo eres una niña, un niño

Recuerda… me encanta verte crecer y estaré a tu lado para que compruebes cómo es eso de hacerse mayor

 

Como siempre, si necesitas o deseas que te acompañe en este proceso de recuperación de tu niña o niño interior, estaré encantada de hacerlo. Puedes llamarme o escribirme y concertamos una primera cita.

Gracias por cuidarte. Un abrazo y hasta pronto.

Si crees que esta información puede servirle a alguien más, por favor, compártela.

Laster arte, besarkada bero bat.

Irma